lunes, 20 de mayo de 2013

¡¡Disfrutemos de un invierno eterno!!


Nos quejamos de vicio, está claro. Que si hace mal tiempo, que si qué asco de lluvia, que si se me encrespa el pelo con la humedad y no hay día que no parezca una escarola, que si no puedo parar en una terracita a disfrutar del solecito y tomarme una caña… Bueno, bueno, bueno… males menores. ¡¡Disfrutemos de un invierno eterno!!



Es verdad que hay que pagar esa calefacción que no hemos podido quitar pero, ¿lo que ahorramos en otros aspectos? Yo, mismamente, llevo con intenciones de cambiar los pijamas de mi artista desde hace mes y medio. Sin embargo, he llegado a la conclusión de que si este invierno nos acompaña un poquito más, los pantalones de los pijamas de invierno serán tan cortos, que no necesitaré comprarle más, los podrá utilizar como pijamas de verano.

También nos ahorramos las cañitas en esas terrazas que, cuando sale un poquito de sol nos llaman sutilmente, “cañita para despedir otro día de currele y unas patatillas para distraer al churumbel cinco minutillos, señoooora…” Pues no apetece. Y además, estaremos siendo fieles a la “operación bikini” que hará un mes y algo que habremos comenzado.

Aunque, pensándolo bien… “operación bikini” ¡¿para qué?! ¡A la mierda! Y así, sin sentirnos culpables. Si no parece que vayamos a lucir pronto las monisitudes del buen tiempo, dejemos de sufrir. No guardemos los abrigos ni gabardinas que, además de esconder que hemos abandonado el plan-estricto- bajo- en-calorías, pueden librarnos de las gripes tan comunes en la época en la que nos encontramos, pleno invierno.

Y cuando voy a recoger a mi peque al cole y me despido de alguna mamá “Jolín, te vería después en el parque, pero con la que está cayendo…” Y me voy tan contenta, agradeciendo a este invierno eterno que esté retrasando esas tardes de parque hasta bien entrado el verano cuando la solanera es tal que… “Pufff, te vería después en el parque, pero con la que está cayendo…”

Algún día, a lo mejor el año que viene, le explico a mi artista lo que es la primavera y por qué su cole está lleno de flores de fieltro y soles con sonrisas, aunque en el cielo no vea más que nubes negras y su abrigo (corto también) no se pueda quedar en el armario. 

Este año, de momento, parece que no nos toca primavera.

Feliz (lluvioso otra vez) lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario