viernes, 17 de mayo de 2013

VIERNES REIVINDICATIVO #POR MIS HIJOS.

Hace casi cuatro años la cosa andaba mucho mejor que ahora. Por supuesto, no estoy descubriendo nada nuevo ni creo que haga falta que se lo recuerde a nadie, simplemente hago memoria. Se oía hablar de recesión, pero poca cosa más. La prima de riesgo y las cifras del paro eran datos desconocidos; por lo menos, desconocidos para mí en aquel momento.

Hace ahora cuatro años estaba embarazada. Trabajaba en un centro escolar privado, como profesora de alumnos de secundaria y bachillerato. Pero mi embarazo era un embarazo de riesgo y desde la sexta semana de gestación tuve que dejar de trabajar, mantenerme en reposo y esperar, esperar y esperar. En septiembre se inició un nuevo curso escolar para mis alumnos y para mí terminó la espera. Nació mi hija.

Me hubiera gustado haberme incorporado tras mi baja por maternidad a mi puesto de trabajo, pero no fue así. Una mujer que ha estado ocho meses de baja durante el embarazo y cuatro meses más de baja por maternidad, no es un trabajador eficiente ni interesante para esa empresa. De alguna manera, me sentía culpable por no haber podido trabajar durante el embarazo y haber perdido mi puesto de trabajo. Y me costó darme cuenta de que no había perdido nada, que se cierran puertas y se abren ventanas y todas esas cosas que se dicen. Me costó y mucho.

Ahora la situación general es mucho peor que entonces. No dejo de ver a mi alrededor a mujeres que sufren porque se les pasa el momento de ser madres, porque saben que si lo fueran, peligraría su carrera laboral. Mujeres y madres que sufren porque ante un despido son las primeras en recibir malas noticias. Porque se reducen las jornadas escolares y se ven presionadas para no pedir la reducción de su jornada laboral. Porque buscan y buscan trabajo y en las entrevistas para cualquier puesto se les pregunta por el número de hijos que tienen y sus edades, así como si están pensando en ampliar la familia. Pero, ¿no son nuestro futuro?, ¿en qué se está pensando?

Hoy es Viernes Reivindicativo de Marea Fucsia y el tema que se trata es "Por mis hijos". Pues por ellos y para ellos, debemos seguir exigiendo que no se pisen nuestros derechos y por supuesto, los suyos. Y debemos seguir exigiendo que las desigualdades sociales no sigan creciendo y que las oportunidades sean iguales para todos. Y debemos seguir exigiendo que se nos escuche y se nos tenga en cuenta porque nuestros hijos son también su futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario