viernes, 12 de julio de 2013

FORMAR PARTE DE LA "GAFASFERA" ES UN PLACER.

El otro día leí una entrada en el blog de Begobolas que me hizo reír un buen rato. Ella y Remorada, son las socias fundadoras de la Gafasfera, el lugar de la red donde los gafotas, como yo, son bienvenidos. Lo siento por los que usan lentillas, creo que deberíais hablarlo con ellas pero, en un principio, la Gafasfera no es lugar para vosotros.

El caso es que Bego ilustraba muy claramente el truco de la doble gafa. Para los que no lleváis gafas y no sabéis de qué hablo, se resume en ponerse las gafas de sol sobre las gafas graduadas. Un acierto. Las gafas de sol graduadas son un rollo.



Y es que, llevar gafas es una experiencia que aporta numerosas situaciones maravillosas que, los que no tenéis el placer de llevarlas no podréis nunca compartir. Es una pena. Por ejemplo, en invierno, es emocionante entrar en cualquier lugar con calefacción y que los cristales se nublen hasta tener que necesitar agarrarte a alguien para que te guíe. Es emocionante porque no sabes cuándo te la vas a pegar. Por otro lado, te brinda la oportunidad de conocer gente nueva, gente que te ve perdida y solidarizándose te agarra para que no caigas escaleras abajo.

Otra situación maravillosa que la gente sin gafas no podrá nunca entender es aquella en la que te das cuenta de que el parabrisas de tu coche está relimpio y son los cristales de las gafas los que están llenos de guarrerismos. Te bajas del coche y sigues viendo igual. En ese momento descubres entusiasmado que no vas a tener que limpiar el coche. Una pasadita a los cristales de tus gafas y ves el mundo mucho más limpio. Una gozada. Un alivio.

Que sí, que hay cosas que no son tan divertidas, por ejemplo, meterte a bañar en la playa y al salir descubrir que no tienes ni pajolera idea de dónde has dejado tu toalla, ni bolsa, ni sombrilla, ni nada de nada... A veces, ni siquiera sabes si a lo mejor es que has ido nadando demasiado lejos y has salido en otra playa, distinta a la que estabas en un primer momento. Pero para todo tenemos soluciones en la Gafasfera. Sombrillas de los colores más llamativos posibles y solucionado. El que quiera problemas sin soluciones, que los busque en otro lado.


 En fin, existen muchas más situaciones ideales, pero las dejaré para otro post sobre el tema. Hasta entonces, sólo decir que, para mí, formar parte de la Gafasfera es un auténtico placer.

9 comentarios:

  1. jajaja lo de la playa es totalmente cierto, a mí no me llega con la sombrilla, mis dioptrías necesitan algo más grande y directamente tomo como referencia el edificio más cercano jajaja
    ay, qué risa XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... yo con los años voy a peor, cierto que la sombrilla es poco efectiva en algunos momentos!! XD

      Eliminar
  2. Buenisimo tu post, esas anecdotas tambien las he vivido cuando llevaba gafas. me encantaba llevar gafas de sol con las otras debajo, me daba igual si la gente se daba cuenta era una 6 ojos y mola mazo jajajajjajaja. Desde hace 4 años veo perfectamente gracias a la cirugia lasik, pero seguramente en un futuro no muy lejano vuelva a formar parte del club de las gafotas :) tal vez solo por pertenecer a la gafasfera jejeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cirugía láser puede ser el fin de la "Gafasfera" Horrooooorrrrr!! Jajajajaja... Cuando las gafas vuelvan a tí (ojalá no sea así), serás bienvenida al grupo. Un besote guapa!!

      Eliminar
  3. Jajajaja, totalmente cierto. Yo intento recordar distancia borrosa entre mi sombrilla y el chiringuito... para conseguir volver... y aviso para que estén pendientes de la cegata que busca sombrilla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... yo también voy rogando que se apiaden de mí y estén un poquito pendientes de mi vuelta a la toalla. ¡Qué desastre! XD

      Eliminar
  4. wiiii, lo leí en su momento, lo marqué para guardarmelo y se me perdió en la inmensidad del ciberespacio! ya te tengo fichada y enlazada! :D

    el momento limpieza es volver a nacer XD

    :***!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Mil veces me ha pasado a mi algo similar!! Encantada de estar fichada, un placer. Mejórate de la tendinitis. Nos leemos! ;)

      Eliminar
  5. Me siento tan identificada. Te sientes imbécil al salir del agua y empiezas a decir: ¡pero cuánto he nadado yo! Y te sientes como los niños de tres años que se pierden en la playa...

    Muy bueno!
    :)

    ResponderEliminar