lunes, 7 de octubre de 2013

APRETADA AGENDA LA DE OCTUBRE

Y yo pensaba que septiembre era un mes de cambios; con cambios importantes, con carreras de una lado a otro, con una vida social propia apartada un poco en pos de la buena marcha de la vida familiar... ¡qué ilusa!

Octubre sí que mola, pero de verdad de la buena. Es cuando ha llegado este mes cuando de verdad me he dado cuenta de que, por lo menos hasta las vacaciones de Navidad, tengo la agenda ocupada. Y es que ¡no nos aburrimos oiga! Eso que cuando se inició el curso, me informé acerca de lo conveniente o no de las actividades extraescolares, del tiempo que se debe dedicar a ellas, del beneficio o no de determinadas actividades, etc. A mí, como siempre, que me pille bien informada.

Según la mayoría de las recomendaciones, lo suyo es que los niños no sufran un exceso de horas de actividades extraescolares, que tengan tiempo para jugar en casa, en el parque, leer, disfrazarse (una actividad que mi artista adora por encima de los sándwiches de nocilla) y otras muchas cosas que ahora mismo he olvidado, porque no las tengo apuntadas en la agenda. 

Por supuesto, me parecen muy lógicos los argumentos a favor de no superar un máximo de horas de dichas actividades pero, ¡¿qué hago?! Es que a mi hija todo le viene bien y va entusiasmada a cada una de sus ellas. Al final hemos acordado: ballet, piscina y predeporte, con un día de descanso a la semana (además del domingo , que es el día que me toca descansar a mi). Actividades que hay que sumar a la vida social tan apasionante que tienen los niños y niñas de cuatro años. Que con lo que voy a decir a continuación, voy a parecer mi abuela pero "esto en mis tiempos no era así". Había vida social, sí, no lo dudo pero... ¿tanta? No lo creo.

Día entero en la oficina y tardes de: cumpleaños, merendolas, ballet, talleres, parque aprovechando que todavía hace bueno, predeporte, sábado piscinero... y ¿cuándo hago la compra? ¡Ah! puedo acercarme al super, corriendo como alma que lleva el diablo, en los tres cuartos de hora que dura alguna de sus actividades. El caso es saber organizarse y comprarse una buena agenda, en la que quepa tooooodo lo que hay que hacer. Que yo siempre he sido de listas y de agendas y a estas alturas ya no lo voy a cambiar.


 Releo este post antes de publicarlo y pienso... ¿Cómo lo haría mi madre? Ella encima tenía dos churumbelas... Pues imagino que como ahora más o menos, preparando la comida para los ciento y pico que comemos en su casa cada día, cuidando a su nieta toda la tarde, incluyendo viajes de ida y vuelta a alguna de sus actividades, haciendo compra para su casa y para la mía, recordándome las cosas que tengo que hacer y que se me olvidan y un etcétera larguísimo. Sin olvidarnos de los sábados que la artista huye despavorida y feliz de la vida a casa de los abuelos y que aprovechamos el padre de la susodicha y la menda para salir un poquito, que de vez en cuando es hasta sano. Y todo ello sin necesidad de agenda. Definitivamente, espero llegar a tener nietos y sobre todo espero parecerme a mi bendita madre una poquito sólo, aunque tenga que tirar de agenda para llegar a todo.


1 comentario:

  1. ¡¡Buenas tardes madre de la artista!! Cada vez que leo uno de tus comentarios me emociono... ¡¡Deja ya de escribir así de la familia chuquilla!! La verdad es que no soy muy dada a escribir en este tipo de blogs y es que tengo una capacidad nula de verbalizar mis sentimientos. Aun así puedo decir que no hay nada en el mundo mas maravilloso que la artista, es taaaaan especial... Por si acaso alguien lo lee me presento, soy la tía de la artista. Lo cierto es que los padres, abuelos, bisabuela, tíos y primos de la artista también son geniales pero la artista es lo mas de lo mas. No voy a olvidarme nunca de sus ojos y su mirada cuando entré en aquella habitación de hospital, de su olor tan rico cuando se despierta por mas mañanas o de sus canciones en espaninglis a pleno pulmón cuando intento conciliar el sueño a la hora de la siesta... ¡¡Ella es autentica!! Espero seguir leyendo muchas mas entradas tuyas hermanita, un besazo enorme para ti y para tu artista.

    ResponderEliminar